La provincia de Cuenca

La Hoz del río Huécar, Cuenca | Asociación Provincial de Apicultores de Cuenca

La miel es un producto ancestral estrechamente vinculado a las costumbres y tradiciones de Cuenca. Las distintas zonas de producción de miel tienen un vínculo floral, coevolucionando históricamente con las abejas, comprendiendo las siguientes comarcas: La Alcarria conquense, La Mancha de Cuenca y Serranía de Cuenca.

 

 

La Alcarria conquense

Alcarria Conquense, Cuenca | Asociación Provincial de Apicultores de Cuenca

La Alcarria conquense ocupa el noroeste de la provincia de Cuenca, estando formada por páramos calizos, cortados por ríos y arroyos, con profundos valles de gran fertilidad.

Su flora se caracteriza por la abundancia de plantas aromáticas, con prevalencia del romero, tomillo y espliego, cuyas flores confieren una excelentísima calidad a nuestras mieles.

La Asociación Provincial de Apicultores de Cuenca (APAC), promovió en su momento la Denominación de Origen “Miel de la Alcarria” siendo socio fundador, conjuntamente con la Asociación de Apicultores de Guadalajara.

Hoy, nuestros apicultores alcarreños, pueden envasar su miel con la opción de Miel de la Alcarria o con la de Miel de Cuenca Denominación de Calidad, pues los parámetros que regulan ambas mieles son muy similares.

Serranía de Cuenca

Serranía Conquense, Cuenca | Asociación Provincial de Apicultores de CuencaCallejones de Las Majadas, Serranía de Cuenca | Asociación Provincial de Apicultores de Cuenca

La sierra conquense se encuentra al noreste de la provincia, con morfología agreste y una orografía poco accesible. Cuenta con espacios protegidos, en el Parque Natural de la Serranía de Cuenca o en el Parque Natural del Alto Tajo. Su paisaje es siempre verde, con sinuosos cauces, hoces y valles profundos.

Existen abundantes páramos y zonas rocosas poblados con multitud de plantas aromáticas, con prevalencia del romero, tomillo y espliego. Otras plantas predominantes de la vegetación de la zona son las sabinas, enebros, boj, quejigos, zarzamoras y quercus.

Para la apicultura es una comarca muy importante, ya que su altitud le confiere una floración más tardía, albergando gran parte de la cabaña apícola en los períodos estivales.
Su miel es de una excelentísima calidad y ecológica, puesto que sus cultivos son totalmente naturales.

La Mancha

Alarcón, La Manchuela, Cuenca | Asociación Provincial de Apicultores de CuencaMolino, La Mancha, Cuenca | Asociación Provincial de Apicultores de Cuenca

Dentro de esta comarca, deberíamos diferenciar la zona de la Manchuela, situada al este de la propia Mancha.

En la Manchuela existen diferentes ondulaciones en su orografía, con zonas de alta densidad de plantas de interés apícola (romero, tomillo, espliego y ajedrea) y un clima mediterráneo benigno, que estimula la reproducción de colmenas y la recolección de mieles. Es una zona de gran producción de miel de romero, con una calidad en sus mieles muy difícil de superar. Es por esto, que la Manchuela aglutina a un porcentaje muy importante de las colmenas controladas por nuestra asociación. En este territorio se encuentra también el Parque Natural de las Hoces del Cabriel.

En La Mancha encontramos extensas llanuras con cultivos extensivos y gran cantidad de viñas. Desde el punto de vista de interés apícola, es la comarca con menor producción, sus mieles son multiflorales y monofloral de tomillo.